Laura en: Durmiendo con el enemigo


Me acabo de dar cuenta de algo: no me aguanto a mi misma. No es la primera vez que me pasa, pero ahora realmente necesito vacaciones de mi misma.

Ayer tuve que ir al Centro Cultural General San Martín por unas cuestiones de trabajo. El C.C.G.S.M., para el que no lo conoce, es un gran elefante blanco, un laberinto de pasillos, pisos y accesos. Tenía que ir a un lugar que, aparentemente, nadie conocía. Si no fuera que había hablado por teléfono con un ser humano y habíamos coordinado un horario, hubiese jurado que todo se trataba de un espejismo o que mi cita era con una presencia fantasmagórica salido de un sueño pesadillesco.

Llegue al lugar, y después de deambular como un alma en pena por los pasillos infinitos y lúgubres, decidí tomar el ascensor. Error. Grave error. Al octavo piso el ascensor se detuvo y quedo trabado ahí. Pase las próximas tres horas de mi vida encerrada en un cubículo de 2x2 sola conmigo misma. Encerrada con la única persona con la que no quiero estar en este momento. En ese tiempo, solo me resto pensar. No tenía ganas de pensar, pero la soledad y el silencio de esa cárcel de metal no me dio otra alternativa. Pensé en mí, en mi vida actual, en lo que estoy haciendo… y en lo que no estoy haciendo; en mi vida amorosa (o en la falta de ella) y en mi desastroso desenvolvimiento con los hombres. Y me enoje mucho conmigo misma; me hostigué y no me di tregua. Para cuando finalmente alguien se dio cuenta que me había quedado encerrada y lograron rescatarme del ostracismo de ese espacio impersonal, no fui yo la que salí… salió una mujer golpeada y arañada. Esa Laura tenía claros signos de maltrato.

Es cierto eso que dicen y yo ya lo había advertido: yo soy mi peor enemiga.


[Foto: Panic Room, de David Fincher]

2 Response to "Laura en: Durmiendo con el enemigo"

  1. .Guada. says:
    5/10/10 13:10

    entiendo esa sensación... y no se la deseo a nadie.
    no podría haberla descrito mejor, pero ánimo!

  2. Laura Minucci Says:
    8/10/10 9:26

    Todavía me tiro pervinox y alcohol en los rasguños... y arde.

Publicar un comentario